Etapa rica, rica, y con fundamento!

Parafraseando a Karlos Arguiñano, uno de los ilustres vecinos de Zarautz, localidad de destino de esta segunda etapa, podríamos decir que así de bien nos supieron a los 71 integrantes del grupo: “rica, rica, y con fundamento”.

Teníamos ganas de disfrutar una etapa de verdad, sin contratiempos (los justos y necesarios) para olvidar los sinsabores de la primera etapa. Y de verdad que lo hemos conseguido: buen tiempo, buenos paisajes, buena compañía y de premio, unas magnificas horas de tiempo libre para disfrutar los bares, pinchos y buenas gentes que se unieron a nosotros en el paseo de la playa de Zarautz.

Pero vayamos por pasos, o mejor aún, disfrutemos foto a foto de los recuerdos de esta segunda etapa: Donosti – Orio – Zarautz.

Hacia las 9 de la mañana llegamos al Palacio Kursaal, punto de salida de esta etapa, para coger dirección al Monte Igeldo tras atravesar el bulevar de la ciudad y pasear junto a la orilla de la playa de la Concha, primero, y la playa de Ondarreta, después, disfrutando de uno de los más bonitos paisajes de la bahía con la Isla de Santa Clara como testigo de lujo de nuestros primeros kilómetros:

Primeras pendientes y primeras recompensas: según subimos la ladera del Monte Igeldo vamos descubriendo los magníficos paisajes que se encierran tras sus esquinas. Y así pasito a pasito, llegamos al puesto del peregrino José María Soroa, donde pone a disposición de todo aquel que lo necesite un par de sillas, un poco de agua, información necesaria para la etapa y un sello para la credencial. ¡Muchas gracias compañero!

Rumbo a Orio, primer núcleo urbano que nos espera tras kilómetros y kilometros de senda, a veces con barro, a veces con grandes piedras, que dificultan, no tanto la subida, pero sí mucho la bajada, pero por suerte hoy la etapa ha sido en seco porque si hubieran estado mojadas más de uno se hubiera llevado hoy un buen golpe. En Orio, aunque el albergue de peregrinos de Rosa Arruti está cerrado, allí nos estaba esperando su hermana junto a un grupo de voluntarios peregrinos que nos habían preparado un suculento lunch para amenizarnos el camino y darnos fuerzas para lo que aún quedaba hasta Zarautz.

Saliendo de Orio, y tras atravesar unos cuantos viñedos del famoso txakoli de la zona, por fin divisamos desde lo alto el pueblo de Zarautz y sus costas. Así que últimos esfuerzos y por fin en meta. Como hay tiempo hasta la salida del autobús de regreso a casa, toca disfrutar de los compañeros del camino, de los pinchos de los bares del pueblo y del buen humor de sus gentes que hasta se unieron a nosotros en un improvisado “photocall” con la playa de Zarautz como telón de fondo.

Ganas ya de que llegue la siguiente etapa, el próximo 8 de enero: Zarautz – Deba.

Anuncios

2 Replies to “Etapa rica, rica, y con fundamento!”

Tus comentarios siempre son bienvenidos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s