Ocho apellidos vascos, y muchos kms. en buena compañía.

Esta etapa ha estado marcada por la película Ocho apellidos vascos, no en vano una de las localidades por las que pasábamos fue escenario de muchas de las escenas que en dicha película se rodaron.

Ocho apellidos o casi. En nuestro caso estos apellidos serían los puntos geográficos que han marcado la ruta de esta tercera etapa: Zarautz, Getaria, Askizu, Zumaia, Elorriaga, Itziar, Deba… y como al bueno de Dani Rovira, nos falta uno, así que utilizaremos su comodín y diremos que Clemente, jajaja…

La verdad es que cuando acompaña el tiempo y el buen humor, no hay kilómetros que se resistan ni repechos que se agarren a las piernas. Pero como una imagen vale más que mil palabras, os dejamos ya con las fotos realizadas durante el Camino.

Llegamos a Zarautz y enseguida tomamos el paseo peatonal arrimado al mar y con la dirección claramente marcada por el monte San Antón, más conocido como el “ratón de Getaria“. Como la mañana está fresquita, no nos ha extrañado encontrarnos con placas de hielo en la calzada.

Después de tomar un cafecito con sus sacramentos para reponer fuerzas y conseguir el sello acreditativo en la Oficina de Turismo de Getaria, retomamos el camino, con maravillosos paisajes, sus animalillos, sus vacas con palco VIP al mar y todavía dando buena cuenta de las zonas que no han tenido la suerte de lucirse al sol para librarse de los hielos de la mañana.

Llegamos a Zumaia, donde se rodaron algunas de las escenas más divertidas de Ocho Apellidos Vascos, imposible por tanto, no detenerse en la fuente donde se canta aquello de “Euskadi tiene un color especiaaaal” o capturar, aunque sea de lejos, imágenes de la ermita donde sucede la boda…

Dejamos Zumaia a nuestras espaldas y se acabó lo bueno. Iniciamos a partir de aquí un tramo de los llamados “rompepiernas” pero además de los de verdad. A ratos sobre el asfalto, a ratos por la Nacional 634, a ratos atravesando kilómetros de bosque… eso sí, el trayecto es precioso y bien merece la pena cada esfuerzo que nos exige. Al final, alcanzamos cima en Itziar, superando un desnivel de casi 300 metros.

Y como todo lo que sube, después tiene que bajar… pues de Itziar a Deba y cuesta abajo… eso sí, menudas pendientes y menudas piedritas para ir bajando, madre mía… al menos hoy la etapa ha sido en seco y sobre suelo firme que sino… La recompensa no se ha hecho esperar, la plaza consistorial nos esperaba, con sus buenos bares, sus buenos pinchos y su paseico hasta la playa, que para eso hemos elegido la ruta del norte.

Nos vemos el primer domingo de febrero para cumplir con la etapa número 4: Deba – Markina.

Etapa nº 3: Zarautz – Deba.

img-20161227-wa0005

Se acaba el año, y esto que parecía que no iba a coger forma, ha terminado cuajando en forma de asociación con ni más ni menos que 74 socios inscritos. El nombre, estaba claro, “Caminantes Ribera del Ebro”, y aunque la actividad principal será la organización y realización de las etapas del Camino de Santiago por la ruta del norte o ruta de la costa, intentaremos también hacer otra serie de actividades y rutas sueltas a lo largo del año.

Tras el magnífico sabor de boca que nos dejó la etapa de diciembre por los senderos que unen la bella Easo (San Sebastián) con Zarautz, ya estamos deseando que llegue el 8 de enero para iniciar el año con una nueva aventura, la que nos lleve desde Zarautz hasta Deba.

Sí, lo sé, esta vez hacemos un poco de trampa, ya que aunque la idea inicial es realizar las etapas el primer domingo de cada mes, al caer éste en 1 de enero, no es plan de hacer la etapa ese domingo, no nos vayan a sentar más las uvas de Nochevieja, jejeje…

Tercera etapa: Zarautz – Deba, de 22 kms. Domingo, 8 de enero de 2017.

Etapa pura del litoral guipuzcoano que obliga a superar incontables desniveles entre las bellas localidades marineras de Getaria -cuna de Juan Sebastián Elcano-, Zumaia y Deba, y los núcleos de Askizu, Elorriaga e Itziar, atalayas privilegiadas sobre las frondosas colinas cantábricas. Esta orografía, ya convertida en el leitmotiv de la peregrinación costera, prepara al peregrino para la etapa reina que vivirá en la siguiente jornada, cuando la sirga caminera se aleje del mar durante varios días para seguir el itinerario más recto posible.

El itinerario lo podéis ver aquí, sobre el mapa:

etapa-de-zarautz-a-deba

Las principales dificultades serán:

  • Hacia la ermita de Santa Bárbara:
    Si se ha pernoctado en el albergue juvenil Igerain, el que opte por la opción más dura para acercarse a Getaria tiene que descender todo recto hasta encontrar a mano izquierda el desvío hacia la ermita. Si se toma como referencia la iglesia de Santa María La Real de Zarautz hay que seguir a mano izquierda hasta encontrarse con la indicación a la derecha.
  • Duro entrenamiento de cara a la etapa reina de la próxima jornada:
    El recorrido entre Zarautz y Deba no da tregua alguna. Salvo el descansado primer tramo hasta Getaria, siempre que optemos por el paseo marítimo paralelo a la N-634, todo será subir y bajar. Un entrenamiento perfecto para la siguiente etapa entre las divisorias guipuzcoana y vizcaína que nos esperará el primer domingo de febrero.

Para que nadie se pierda, aquí podemos imprimir la versión en pdf del itinerario de la etapa completa para que todo el mundo la lleve a mano en su mochila.

La etapa la tenemos prevista hacer el domingo 8 de enero, y en cuanto la acabemos, ese lunes o martes como muy tarde, tendréis nueva entrada en el blog para compartir con todos vosotros las fotos con los detalles y bellísimos paisajes que a buen seguro nos encontraremos por el camino. Visto el éxito que tuvo la anterior y el elevado número de visitas a la misma, todavía dan más ganas si cabe de continuar con este blog.

Fuente: La Guía Práctica del Camino de Santiago, de la revista Eroski Consumer.

Etapa rica, rica, y con fundamento!

Parafraseando a Karlos Arguiñano, uno de los ilustres vecinos de Zarautz, localidad de destino de esta segunda etapa, podríamos decir que así de bien nos supieron a los 71 integrantes del grupo: “rica, rica, y con fundamento”.

Teníamos ganas de disfrutar una etapa de verdad, sin contratiempos (los justos y necesarios) para olvidar los sinsabores de la primera etapa. Y de verdad que lo hemos conseguido: buen tiempo, buenos paisajes, buena compañía y de premio, unas magnificas horas de tiempo libre para disfrutar los bares, pinchos y buenas gentes que se unieron a nosotros en el paseo de la playa de Zarautz.

Pero vayamos por pasos, o mejor aún, disfrutemos foto a foto de los recuerdos de esta segunda etapa: Donosti – Orio – Zarautz.

Hacia las 9 de la mañana llegamos al Palacio Kursaal, punto de salida de esta etapa, para coger dirección al Monte Igeldo tras atravesar el bulevar de la ciudad y pasear junto a la orilla de la playa de la Concha, primero, y la playa de Ondarreta, después, disfrutando de uno de los más bonitos paisajes de la bahía con la Isla de Santa Clara como testigo de lujo de nuestros primeros kilómetros:

Primeras pendientes y primeras recompensas: según subimos la ladera del Monte Igeldo vamos descubriendo los magníficos paisajes que se encierran tras sus esquinas. Y así pasito a pasito, llegamos al puesto del peregrino José María Soroa, donde pone a disposición de todo aquel que lo necesite un par de sillas, un poco de agua, información necesaria para la etapa y un sello para la credencial. ¡Muchas gracias compañero!

Rumbo a Orio, primer núcleo urbano que nos espera tras kilómetros y kilometros de senda, a veces con barro, a veces con grandes piedras, que dificultan, no tanto la subida, pero sí mucho la bajada, pero por suerte hoy la etapa ha sido en seco porque si hubieran estado mojadas más de uno se hubiera llevado hoy un buen golpe. En Orio, aunque el albergue de peregrinos de Rosa Arruti está cerrado, allí nos estaba esperando su hermana junto a un grupo de voluntarios peregrinos que nos habían preparado un suculento lunch para amenizarnos el camino y darnos fuerzas para lo que aún quedaba hasta Zarautz.

Saliendo de Orio, y tras atravesar unos cuantos viñedos del famoso txakoli de la zona, por fin divisamos desde lo alto el pueblo de Zarautz y sus costas. Así que últimos esfuerzos y por fin en meta. Como hay tiempo hasta la salida del autobús de regreso a casa, toca disfrutar de los compañeros del camino, de los pinchos de los bares del pueblo y del buen humor de sus gentes que hasta se unieron a nosotros en un improvisado “photocall” con la playa de Zarautz como telón de fondo.

Ganas ya de que llegue la siguiente etapa, el próximo 8 de enero: Zarautz – Deba.

Etapa nº 2: Donosti – Zarautz 

wp-1478814904001.jpg

Bueno, pues ya estamos recuperados de la primera etapa, esa que estuvo llena de lluvia, granizo y algo de desorganización. Ya nos hemos secado de la lluvia, ya nos hemos protegido de los pedruscos, y ya hemos aprendido la lección de que el camino es el camino y no debemos perderle el respeto.

El sentimiento del grupo, y somos más de 60 de personas, es que a pesar de todo, la experiencia mereció muy mucho la pena y todos estamos deseando que llegue ya esta segunda etapa. Seguimos por tierras guipuzcoanas, y esperamos, esta vez sí, poder disfrutar del camino de la costa tal y como se merece.

Eso sí, si no llueve, pues mejor que mejor, que casi casi ni vimos los “caretos” a los compis de camino.

Segunda etapa: San Sebastián – Zarautz, de 20,3 kms. Domingo, 4 de diciembre de 2016.

El monte Igeldo enseña al inicio sus fauces, pero se amansa fácilmente y recompensa con una panorámica privilegiada de San Sebastián. La senda jacobea continúa atravesando Igeldo, entre zonas residenciales y caseríos y con el Cantábrico como telón de fondo. Un buen calentamiento para atravesar el cordal de Mendizorrotz, sinuoso y a su vez rico en barro y antiguas calzadas, y descender hasta la villa marinera de Orio. Un último repecho al Talaimendi, con fragancia de txakoli incluida, ofrece otra gran estampa, esta vez de Zarautz y su interminable playa.

El itinerario lo podéis ver aquí, sobre el mapa:

etapa-de-donostia-san-sebastian-a-zarautz

Las principales dificultades serán:

  • Desde San Sebastián hasta el caserío Munioetazar:
    Del nivel del mar en la playa de Ondarreta se asciende hasta una cota que en algunos puntos sobrepasa los 300 metros. Es muy llevadero y el desnivel más acusado se solventa de inicio con la subida a Igeldo. En algunos tramos de senda de Igeldo y del cordal de Mendizorrotz es frecuente la presencia de barro.
  • N-634 para salir de Orio:
    Tras el acusado descenso por la calle empedrada del barrio de San Nicolás de Orio se llega al puente sobre la ría y se continúa junto a la N-634 durante un breve tramo.

Para que nadie se pierda, aquí podemos imprimir la versión en pdf del itinerario de la etapa completa para que todo el mundo la lleve a mano en su mochila.

La etapa la tenemos prevista hacer el próximo domingo 4 de diciembre, y en cuanto la acabemos, ese lunes o martes como muy tarde, tendréis nueva entrada en el blog para compartir con todos vosotros las fotos con los detalles y bellísimos paisajes que a buen seguro nos encontraremos por el camino.

Fuente: La Guía Práctica del Camino de Santiago, de la revista Eroski Consumer.